LA MARCA

Castel Pujol fue lanzado al mercado en 1975 por la familia Carrau luego de iniciar una de las primeras reconversiones de viñedos del país. Esta marca con su Línea Clásicos es considerada la precursora de los vinos de Uruguay, tanto en el mercado local como para la exportación.

LA BOTELLA

La botella caramañola es la que caracteriza a la marca Castel Pujol. En 1968 fue Juan Carrau Pujol  quien, inspirado en los vinos alemanes de la región de la Franconia y en algunos vinos portugueses  que utilizan este estilo de botella, decidió envasar un vino rosé joven, aromático y frutado, en una botella similar, diseñada y producida en Uruguay.

CERRO CHAPEU

En 1976 se da inicio a las viñas en Cerro Chapeu, un proyecto de gran ambición, para el cual se importan vides libres de virus de selección clonal con criterios revolucionarios para aquel tiempo.  El proyecto en marcha es declarado de Interés Nacional en noviembre de 1977 ya que entre otras razones la finalidad era exportar y hacer conocer en el mercado internacional los Vinos Uruguayos.

La importancia de este emprendimiento justifica que se le considere el punto de partida de una nueva etapa en la Vitivinicultura Nacional.

BODEGAS Y VIÑEDOS

CERRO CHAPEU, URUGUAY

La región de Cerro Chapeu, actualmente con viñedos de mas de 30 años de edad, fue seleccionada durante los años 1973-1975 en colaboración con la Universidad de California Davies . Localizada a mas de 340 metros de altura rodeada de los típicos cerros chatos de esta región. Suelos arenosos rojizos y profundos, baja fertilidad y muy buen drenaje para evitar el exceso de humedad en la planta. Ideal para Tannat, Sauvignon Blanc. Cabernet Sauvignon y Pinot Noir.

En 1997 se construye la bodega de Cerro Chapeu, considerada una de las más innovadoras de Sudamérica por su diseño en armonía con el ambiente, el uso de la gravedad y su cava dentro del Cerro que son una de las últimas contribuciones de Carrau a la Enología de mínima intervención. Lo invitamos a hacer una visita virtual a esta bodega, considerada una de las boutiques top de Sudamérica.

CERRO CHAPEU, BRASIL

En la misma región vitivinícola de Cerro Chapeu, al otro lado de la línea divisoria, Carrau adquiere un predio de 60 hectáreas, prepara las tierras, planta viñedos y comienza la construcción de su tercer bodega, una pequeña y moderna bodega-boutique. Constituyéndose de este modo en: Una región vitivinícola bi-nacional.

ENOLOGÍA

Biografía de Francisco Carrau y construcción
de la Bodega de Cerro Chapeu

Desde 1981 Francisco Carrau se ha desarrollado como Enologo y director de investigación y desarrollo de la bodega. Ha participado de las diferentes etapas innovadoras que Castel Pujol y los grandes reservas de Cerro Chapeu fueron imprimiendo en el desarrollo del prestigio del vino Uruguayo.

En estos últimos años Francisco ha formado un equipo de técnicos en la viña y bodega de Cerro Chapeu donde se destaca Dany Mayo como encargado de las viñas y bodegas en Rivera, Aníbal Paz como agrónomo asesor del manejo sustentable de viñedos, Pia Carrau como sommelier y diseñador profesional, Martina Basile en marketing para Brasil, y Tomas Ciceri Carrau como junior Enologo de la nueva generación. Hoy como propietario, junto a sus dos hermanas Margarita y Gabriela, considera que Cerro Chapeu está en las mejores condiciones con estos jóvenes de desarrollar aún más estos vinos gracias al embotellado que está comenzando en el propio viñedo. “Los accionistas tenemos claro que esta etapa será la culminación para mostrar el mejor potencial que tiene nuestra región”.

Biografía de Francisco Carrau, fundador de la bodega en Cerro Chapeu

Nació en Montevideo el 15 de octubre de 1961 en el seno de una familia marcada por los frutos del viñedo siendo su generación la novena que ininterrumpidamente se ha dedicado a las uvas y su vinificación comenzando en Cataluña y desde 1930 en Uruguay. Gracias a su abuelo Juan Carrau Sust enólogo de la escuela Vilafranca del Penedés que era un estudioso de la historia familiar es que hoy tienen todos los documentos y registros de sus antepasados de Barcelona en su museo familiar.

Francisco Carrau es licenciado en Ciencias Biológicas en la Universidad de la República en 1987 realizando estudios de postgrado en microbiología y bioquímica del vino en la Universidad Autónoma de Madrid, gracias a una beca de la comunidad Europea en 1990. Paralelamente a sus estudios superiores participaba en la elaboración de vinos y en 1985 construye el primer laboratorio de levaduras nativas de Uruguay en la bodega. Estos trabajos, le permitieron tomar contacto a lo largo de su carrera con los problemas reales de hacer vino. Él recuerda que su principal experiencia de aquella época fue la iniciación en la degustación con su padre Quico Carrau Pujol que considera la cata como el principal secreto del bodeguero para crear una marca de prestigio.

La participación de Francisco Carrau por otra parte muy activa en la gestión y el desarrollo de Castel Pujol en los años 90 está signada por un criterio de investigación muy afinada que otorga a su reclamación con el vino un perfil poco común, qué juega un papel fundamental en la estrategia de la empresa. En 1997 impulso la construcción de la primera bodega por gravedad de Sudamérica en Cerro Chapeu, lo que fue otro hito en la historia de esta región. El desarrollo de los vinos de grandes reservas en los años 2000 y hasta el 2015 fue una de las metas con las que Francisco entreno su equipo de trabajo dentro de los conceptos de Enología de Mínima Intervención, que el luego impulsa en la academia.

La otra faceta de la personalidad de Francisco Carrau concierne a la Academia. Desde noviembre de 1994 fue profesor de Enología de la cátedra de Ciencia y Tecnología de Alimentos en la Facultad de Química en tiempo parcial. Esta actividad le ha permitido mantenerse en contacto con los estudiantes lo que para él es esencial. Considera que la mayor debilidad del sector vitivinícola uruguayo es la falta de oportunidades de formación y capacitación permanente para los jóvenes enólogos:

“si logramos fortalecer esta área en pocos años el potencial de calidad de los vinos uruguayos es  imprevisible y creemos que las gremiales relacionadas todavía no son conscientes de esto”, advirtió en 1999.

En el 2003, Francisco obtuvo su Doctorado en Química en la Universidad de la Republica con la dirección del Prof. Dellacassa y el Dr. Paul Henschke del Australian Wine Research Institute, en levaduras y aromas del vino.

Es fácil advertir lo que piensa sobre la estrategia para el desarrollo del vino de calidad en Uruguay. En el 2004, junto con el grupo de Evaluación Sensorial de la Facultad de Quimica impulso el primer diploma de Sommelier del Uruguay, que hoy se ha transformado en una comunidad fundadora de la Asociación Uruguaya de Sommeliers. En estos años también  consolido su grupo de investigación en el área con más de 6 doctorados en temas relacionados a las uvas y el vino,  y varios alumnos de Maestria y Doctorado en temas como el Genoma del Tannat y las levaduras alternativas para la vinificación.

Actualmente, Francisco Carrau es Profesor Titular y director del Área Enología del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Quimica. Dirige desde el 2016 el grupo de investigación que el impulso en los últimos 20 años, siendo reconocido hoy internacionalmente sobre las nuevas técnicas de la Enología de Mínima Intervención.

En blancos prefiere el Chardonnay fermentado en barrica de roble con levaduras nativas y el Sauvignon criado en tanque sobre las lias. En tintos es un entusiasta del Cabernet Franc y del Tannat en barrica de roble americana. Considera que el ejercicio continuo de la degustación de vinos de todo el mundo es parte del secreto de un gran enólogo.

RECIBE NUESTROS NEWSLETTERS!
Promociones de la Tienda, Novedades, Blog, Eventos
NO hacemos SPAM, su información es reservada.